domingo, 19 de octubre de 2008

¿Y si un rato huimos de todo y de todos? Y te llevo por un cerro de curvas, llegamos a una puerta, bajamos una escalera imposible... Cruzamos la puerta, llegamos a esa alfombra provista de cojines... bebemos un vino, me miras, te miro, hablamos, nos reimos, me abrazas... No hay nadie más que tú y yo... así, sin ataduras... Es mi refugio y cuando te invito es nuestro, nuestro secreto, el mismo lugar que aún no reparo desde que te fuiste...
Ya es hora de limpiar esos rincones, de dejar la luz nuevamente entrar por esas ventanas, encender las velas, ver esas pelis, tocar esos discos...

 
posted by Violeta z at 23:48 |


3 Comments:


At 21 de octubre de 2008, 19:15, Blogger Nafro

y salir de la tormenta, pizar la playa.
busca algo que te acompañe en eso.
un naufrago necesita un tronco al que aferrarse y una playa que pizar.
que algo te haga limpiar ese lugar.
una pelicula, unos amigos, una soledad buscada, nose.

saludos. tiempo hace que no hablamos, y eso lo hace mas dificil porque hay mucho que contar y poco tiempo para hacerlo.

 

At 22 de octubre de 2008, 11:14, Blogger pablo

si el bulo hablara....
jajajaja

 

At 23 de octubre de 2008, 0:25, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

Linda aventura...creo que siempre está ese lugar secreto donde se puede ser uno mismo sin resquemor alguno; a veces el meollo radica en encontrar la persona que nos acompañe por las escaleras intrincadas.

Saludos afectuosos, de corazón.