sábado, 25 de octubre de 2008


...se explicó alguna vez que hay escaleras para subir y escaleras para bajar; lo que no se dijo entonces es que también puede haber escaleras para ir hacia atrás.Los usuarios de estos útiles artefactos, comprenderán sin excesivo esfuerzo que cualquier escalera va hacia atrás si uno la sube de espaldas, pero lo que en esos casos está por verse es el resultado de tan insólito proceso. Hágase la prueba con cualquier escalera exterior; vencido el primer sentimiento de incomodidad e incluso de vértigo, se descubrirá a cada peldaño un nuevo ámbito que si bien forma parte del ámbito del peldaño precedente, al mismo tiempo lo corrige, lo critica y lo ensancha. Piénsese que muy poco antes, la última vez que se había trepado en la forma usual por esa escalera, el mundo de atrás quedaba abolido por la escalera misma, su hipnótica sucesión de peldaños; en cambio bastará subirla de espaldas para que un horizonte limitado al comienzo por la tapia del jardín, salte ahora hasta el campito de los Peñaloza, abarque luego el molino de la Turca, estalle en los álamos del cementerio, y con un poco de suerte llegue hasta el horizonte de verdad, el de la definición que nos enseñaba la señorita de tercer grado. ¿Y el cielo, y las nubes? Cuéntelas cuando esté en lo más alto, bébase el cielo que le cae en plena cara desde su inmenso embudo. A lo mejor después, cuando gire en redondo y entre en el piso alto de su casa, en su vida doméstica y diaria, comprenderá que también allí había que mirar muchas cosas en esa forma, que también en una boca, un amor, una novela, había que subir hacia atrás. Pero tenga cuidado, es fácil tropezar y caerse; hay cosas que sólo se dejan ver mientras se sube hacia atrás y otras que no quieren, que tienen miedo de ese ascenso que las obliga a desnudarse tanto; obstinadas en su nivel y en su máscara se vengan cruelmente del que sube de espaldas para ver lo otro, el campito de los Peñaloza o los álamos del cementerio. Cuidado con esa silla; cuidado con esa mujer.


Julio Cortázar
 
posted by Violeta z at 22:53 |


5 Comments:


At 2 de noviembre de 2008, 13:33, Blogger Luis Alejandro Bello Langer

El centro no está en el elemento sino en quién lo usa; un ejemplo bruto es el de los cuchillos cocineros.

Por eso es que me gustan los asientos de espalda al conductor en la micro...dan una perspectiva distinta de lo que en verdad se deja atrás y es ahí cuando se descubre lo que la mayoría no ve.

Saludos afectuosos, de corazón.

 

At 1 de enero de 2009, 16:49, Blogger krispo

MUY FELIZ AÑO NUEVOOOOO!!!
que este año sea increible para ti y toda la gente que quieres...
hace rato no pasaba por estos lados pero HE VUELTO!!
Besotes y nos estamos leyendo
bye*

 

At 12 de octubre de 2010, 5:27, Anonymous Anónimo

mp4 porn vids Greatest number of people can join only the lowest common denominator. - FA Hayek A long time ago I started this blog? A great portal, but it's worth more to add information Many find useful for themselves A huge thank you to a human, a very topical note. Thank you very much! I took a too-handy. Really? amazing. Cool

 

At 17 de octubre de 2010, 10:19, Anonymous Anónimo

free mandala pattern adult coloring pages Thank you very much! I took a too-handy. Thanks to a huge, super article. cool .. took almost all)) Blog is excellent, plenty to like! You read this and think .... A salary of between 5% per day Your site in the opera is not the adjustment is shown, and everything is fine! спасибки you for your clever ideas! Cool everything: the picture and information cool

 

At 9 de noviembre de 2010, 10:58, Blogger Félix Hans

Curiosa entrada, enhorabuena!
Saludos